5 de diciembre de 2020

Lo confieso: me encanta comer estropajos

Si hay algo que todos tenemos muy claro es que: entre gustos y colores no escribieron los autores, y este dicho aplica hasta para la alimentación, pues hay personas con gustos por cosas extrañas, cosas que nadie se atrevería a comer, ¿te atreverías a comer estropajos?

Si tu respuesta es afirmativa, la respeto; pero si es negativa, te cuento que somos dos, yo tampoco me atrevería a comerlos, quien si come estropajo es una joven británica de 23 años quien dijo públicamente: “Lo confieso, me encantan tanto los estropajos que suelo comerme cinco al día”. ¿Qué tal?

Se trata de Emma Thompson (no es la misma que ganó el Oscar de la academia en el año 1992), esta es una joven de 23 años que revolucionó las redes sociales con una confesión muy particular, pues su trastorno obsesivo compulsivo la hace que durante el día se coma cinco estropajos de cocina.

Esta chica no se ha destacado por tener unas cualidades que le den la oportunidad de destacarse en un escenario, tampoco cuenta una mente brillante que la hiciera merecedora o ser parte de las Universidades más prestigiosas del mundo.

La joven consiguió la fama gracias a que compartió en  internet su curiosidad adicción: reitero comerse cinco estropajos al día. ¿Todavía no lo superas verdad? A decir verdad yo tampoco, de ahí que lo repita con tanta insistencia.

Hasta ahora todos teníamos la idea que los estropajos servían únicamente para quitar la grasa de los platos, y por ende a nadie, excepto a Miss Thompson, se le pasaría por la cabeza comerlos.

La pregunta que se hacen muchos es: ¿De dónde viene esta extraña afición? Emma aseguró en una entrevista realizada por medios británicos que: “todo empezó cuando era una niña, con 3 años, cuando su madre la bañaba y mordía las esponjas del baño.”

Thompson no considera que su adicción sea extraña, continuó diciendo en la entrevista que: «Me gusta el olor y el sabor del líquido de lavavajillas cuando está sobre la esponja (…) Cuando veo alguien lavando los platos, me lanzo como una loca a por uno».

Varios especialistas después de analizar el caso coincidieron en el diagnóstico, según estos Emma Thompson padece un trastorno obsesivo compulsivo llamado ´Pica´, el mismo hace que las personas coman cosas sin valor nutricional.

La chica aseguró que comer estropajo es como si fuera comerse un bistec. ¿Qué les parece?

 

Imagen: https://pixabay.com/es/estropajo-alambre-pincel-314878/

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad