4 de diciembre de 2020

¿Corazón sofocado? Razones por las cuales el calor afecta nuestro corazón

En esos momentos de olas de calor, de temperaturas altas, donde nos provoca vivir bajo una ducha fría todo el tiempo, o estar en habitaciones con aire acondicionado, es cuando sentimos nuestro cuerpo diferente, en todos los sentidos; nos sentimos agotados física y mentalmente, sobre todo las personas que sufren de enfermedades cardiovasculares.

¿Cómo afecta el calor a mi corazón? En el siguiente artículo te daremos las razones por las cuales el calor resulta ser un enemigo de nuestro órgano más importante y valioso.

Con el calor, el corazón debe latir más rápido para bombear la sangre a la superficie de la piel, como manera de ayudar con el sudor en el proceso de enfriamiento del cuerpo y evitar así la deshidratación.

Una persona deshidratada puede registrar taquicardias, arritmias y caídas en la presión arterial y, en consecuencia, una disminución de oxígeno al cerebro, en especial en aquellos individuos más propensos a los problemas circulatorios o arteriales.

Con las altas temperaturas, la posibilidad de deshidratación aumenta y eso acentúa el riesgo cardiovascular en aquellos que son más propensos a problemas circulatorios o arteriales.

Con mucho calor son más probables las alteraciones del mecanismo de termorregulación, que intenta, mediante el sudor y la dilatación de los vasos sanguíneos periféricos, reducir la temperatura corporal. Esto, a su vez, también puede incrementar los estados de deshidratación y disminuir de forma drástica la tensión arterial hasta producir mareos y, en casos extremos, síncopes o golpes de calor”.

Con esta cita textual tomada de un artículo publicado en la web, nos muestra de una manera más científica las causas que pueden generar altas temperaturas de calor a nuestro corazón.

Sin duda alguna, no podemos olvidar que el agua es un elemento muy importante para nuestro cuerpo, al existir una deshidratación, falta del liquido en el organismo, cuando existen altas temperaturas de calor, empieza el proceso donde el corazón late más rápido, y al presentar deshidratación se generan mareos, falta de oxigeno en el cerebro y con ello pueden producirse infartos por ejemplo.

La mejor manera de proteger nuestro corazón y estar prevenido a los cambios de clima, es tener presente que no hay nada más importante que tener una alimentación sana para tener un cuerpo sano, además de mantenerte siempre hidratado y por su puesto realizar actividades físicas aptas a tu condición de salud.

 

Imagen: https://pixabay.com/es/apple-amor-coraz%C3%B3n-570965/

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad