29 de noviembre de 2020

¿Cada cuanto tiempo debo cambiar las fundas de mi cama y por qué?

¿A quién no le encanta reposar su cara en una almohada limpia y con rico aroma? o ¿Cubrirse con una sabana perfumada después de un largo día? ¡A todo el mundo! Si bien es cierto que esta sensación es uno de los motivos por los que queremos cambiar la funda de la cama, existen otros por los que debemos hacerlo. A continuación te doy algunos:

  • El principal motivo es por higiene, pasamos toda la noche acostados en contacto directo con la funda y la sabana y sin importar como de limpios seamos. Es normal en todos los seres humanos que perdamos células de la piel, cabello, sudemos durante la siesta, entre otras cosas. Todos estos se adhieren a las sabanas y fundas de las almohadas, esta acumulación de olores y fluidos no son nada agradables pasados algunos días.

 

  • La cama suele ser un terrero ideal para todo tipo de ácaros, chinches o cualquier otro parásito que suele encontrarse entre el polvo y suciedad de nuestras fundas y sabanas, estos pueden ocasionarnos enfermedades y alergias.

 

  • Algunas personas utilizan la cama como mesa de comer, como escritorio, como cine, entre muchas otras cosas que se les puedan ocurrir. Todo esto, trae consigo insectos como hormigas, cucarachas y entre otros, que de seguro a ninguno nos gustaría ver en ella, porque qué desagradable sería despertar con uno de estos en tu cama o en el peor de los casos, hasta en tu boca.

 

  • En casos de gripes o fiebres, la web eHow en español recomienda: “las fundas de las almohadas deberían cambiarse todas las noches y las sábanas dos veces por semana, o inmediatamente al ser ensuciadas.”

 

  • En caso de niños que no estén totalmente preparados o entrenados para ir al baño, deben cambiarse las sabanas todas las noches, porque podría filtrarse un poco y secarse durante la noche y por la mañana ni se notaría. Por el contrario, en el caso de niños que duermen sin que les ocurra algún tipo de accidente, puede cambiárseles la sabana una vez por semana.

 

  • Algunas personas con problemas de sudor, suelen manchar con un color amarillento las sabanas y fundas, esto hace que nuestra habitación no se vea totalmente limpia, por lo que debemos cambiarlas también con regularidad.

 

  • No cambiar las fundas regularmente puede causar que las personas con problemas de acné empeoren, puesto que cuando se tiene esta dificultad con la piel, suelen recomendar que la cara este siempre limpia y no tener contacto con ningún tipo de suciedad ni grasa. Para las personas sin acné, puede de igual manera causar un efecto negativo irritándoles la piel.

En conclusión, lo ideal sería cambiarlas una vez por semana y si se tienen niños, problemas de acné o fiebre, cambiar solo las fundas todo los días y las sabanas semanal.

 

Imagen: https://pixabay.com/es/dormitorio-arquitectura-interior-389254/

Fuente: http://www.ehowenespanol.com/cuanto-deberian-cambiarse-sabanas-cama-sobre_156750/

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad