Los placeres sexuales más raros del mundo

Los placeres sexuales más raros del mundo

Dentro de las actividades que los seres humanos realizamos por placer se encuentra el sexo, un campo donde la imaginación no tiene límites cuando de explorar nuevos conceptos se trata.  Lo que es placentero para unos puede resultar bizarro o muy extraño para otros, todo depende de los límites que tiene cada individuo. En el mundo del sexo existen unas filias o prácticas que son poco comunes y pueden dibujar muecas de desagrado en nuestros rostros. Vamos a dar un paseo por esas prácticas sexuales que resultan raras.

Clismafilia:  No sé vosotros pero suelo escuchar a las abuelas decir que el mejor remedio para bajarle la fiebre a un niño es colocarle un enema y así estimular la expulsión de las heces. Para un grupo de personas esto resulta placentero. Sí, sentir el ano lleno de líquidos se convierte, para ellos, en una fuente de placer inagotable. Se les conoce como clismafílicos.

Parcialismo: Es común que sintamos debilidad por algunas partes del cuerpo del ser amado. Que si las manos, los ojos, la boca. Pero cuando este gusto se convierte en algo indispensable para excitarnos, se convierte en parcialismo, es decir, tener interés sexual por otras partes del cuerpo que no sean los genitales. Este grupo de personas se encuentra subdividido de acuerdo a la parte del cuerpo que más le excita, podofilia si son los pies, maschalagnia si eres fan a morir de las axilas, nasofilia si mueres por las narices y la tricofilia si tu pasión es el cabello.

Eproctofilia: Es muy probable que los eproctofílicos tengan parejas con problemas estomacales pues lo que les excita es oler los gases. Si, son personas que se apasionan por oler “pedos” ajenos. Lo que para muchos podría convertirse en el momento más embarazoso en la primera cita, podría terminar enamorando a un eproctofílico. En cuestión de gustos no hay nada escrito.

Emetofilia: Se amplía la lista de los fanáticos de los fluidos corporales para darle paso a los emetofílicos. También conocida como “ducha romana”, a este apartado pertenecen las personas que encuentran placer sexual ante la exposición de vómitos. Nada más placentero que nadar en un mar de restos de comida y jugos gástricos.

Acrotomofilia: Esta filia también tiene que ver con partes del cuerpo humano, pero éstas se diferencian del resto. Se trata de sentir placer sexual por las extremidades amputadas. Sí, los acrotomofílicos sienten placer con los tocones que quedan en la parte amputada y, en algunos casos, pueden llegar a amputarse a sí mismos.

Urofilia: También conocida como urolagnia o ducha dorada de manera popular, esta filia consiste en tener placer con la orina, bien sea bebiéndola o siendo bañado con ella. Los urofílicos pueden tener placer cuando son orinados u orinan a su pareja.

Fuente:http://www.batanga.com/curiosidades/4313/fijaciones-sexuales-extranas-las-10-parafilias-mas-raras

Imagen:https://pixabay.com/en/couple-making-out-young-happy-731890

Curiosidad