Realiza con éxito tu viaje de negocios

Realizar un viaje de negocios no tiene nada que ver con aquellos que haces por placer, donde eres libre para hacer lo que quieras, no hay horarios ni reuniones, ni clientes, ni trabajo que realizar. Sin embargo, aunque esta clase de viajes son precisamente eso: negocios, trabajo, no tienen que ser ni incomodos ni estar exentos de placer. Recuerda que la mejor parte del empleo, es sacarle provecho, no sólo económico sino también social, personal y espiritual. Si haces lo que amas hasta un viaje de negocios te parecerá divertido.

Aquí te damos algunos tips para que el tiempo que pases trabajando te sea de provecho:

¡Cuida lo que gastas! Ten cuidado con   derrochar en este tipo de viajes, ajústate a un plan preciso e invierte en lo que sea esencial. Limita tus gastos,  de ese modo tendrás una mejor experiencia y no terminarás sin un solo céntimo.

¡Viste ligero! Lleva ropa elegante y prendas de acorde a las reuniones o encuentros que vayas a tener, sin embargo, recuerda que no debes mudar todo tu guardarropa en las maletas. Viaja ligero, viste con prendas elegantes, pero cómodas, recuerda la importancia de los blazers, suéteres, y camisas. Puedes variar lo que usas y a la vez lucir como todo un profesional. Recuerda que colores como: los  grises, negros y azules   funcionan muy bien. Así mismo, ten en mente que la mejor tela para viajar es el algodón, pues en  los aviones la temperatura puede ser muy fría     o   caliente. El algodón abriga, pero a la vez no estorba en situaciones de calor.

¡Cada lugar de la maleta cuenta! Te damos un truco, dentro de tus zapatos trata de guardar medias o ropa interior, del mismo modo, esos zapatos puedes guardarlos en chaquetas grandes o camisas de mayor resistencia. Otro truco que puedes aplicar es el siguiente: cuando guardes las camisas en las maletas, después de doblarlas puedes colocar una revista entre ellas, y encima algunos  pantalones planchados. Eso evitará que tu ropa se arrugue.

¡Que la seguridad no sea una molestia! Recuerda llevarte algún zapato sin trenzas, para que en el aeropuerto pases más rápido y no tengas que atar y desatar tu calzado.

¡Llévate unos audífonos! Un par de  audífonos   los puedes aprovechar a la hora de concentrarte mejor en tu trabajo y para  escuchar música y relajarte.

Finalmente, Víctor Gordoa  autor del  libro  El Poder de la Imagen Pública  también recomienda lo siguiente: “Recuerde mantenerse en contacto con la oficina al menos dos veces al día y por supuesto con la familia,  que seguramente lo extrañarán y estarán deseosos de que regrese  bien. Un buen detalle será siempre llevar algo a los hijos, aunque sea unos dulces, pues eso les dirá que aunque usted estuvo ausente siempre los tuvo en su mente y en su corazón” recalca.

 

Imagen:https://pixabay.com/static/uploads/photo/2015/06/08/15/18/steering-wheel-801994_640.jpg

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies