Pequeños cambios para mejorar tu salud

El cuerpo es una gran máquina que nunca se detiene. El trabajo, los estudios, el día a día pueden a veces absorbernos en la cotidianidad y dejamos a un lado el cuidado de nuestro cuerpo. La mejor manera de mantener nuestra salud es llevando una alimentación balanceada, hacer ejercicio y ser conscientes de lo que necesitamos para mantenernos en óptimas condiciones. Vamos a exponer algunos hábitos que pueden mejorar notablemente el estado de nuestra salud, sin necesidad de gastar mucho tiempo en ello.

Dile sí a lo verde. Puede que no sea parte de nuestros alimentos favoritos, pero incrementar paulatinamente el consumo de vegetales en la ingesta diaria nos llena de energía. Si eres de las personas que no se lleva bien con el sabor de los vegetales intenta tomar jugos verdes, que mejoran su sabor al combinarlos con frutas.

Descansa lo necesario. Varios estudios científicos coinciden al recomendar de 7 a 8 horas de descanso diario. Estas horas de reposo son vitales para mejorar tu creatividad y tu memoria. No solo mejorará tu actividad cerebral, también verás cómo mejorará la apariencia de tu piel, despertarás de mejor humor y si te encuentras en etapa de exámenes académicos, tendrás más oportunidades de procesar lo aprendido.

Más DHA por favor. El DHA es un ácido graso de la familia de los omega 3 y es esencial para alimentar tus neuronas. Este elemento fundamental para nuestro cerebro se encuentra en el salmón y el atún, pero también se halla en frutos secos como las almendras y las nueces. Los huevos y las algas son otra opción para aumentar los niveles de DHA.

Motívate. Existen muchas alternativas para darle movimiento a tu cuerpo, caminar, nadar, pasear en bici, bailar, caminar con tu mascota, no hay excusas. Puede ser antes o después de tu jornada laboral pero ejercitarte al menos 30 minutos diarios marcará una diferencia en ti. Lo primero que notarás será que tu peso bajará, pero dentro de ti también ocurrirán cambios. EL ejercitarse de manera regular aumenta el flujo sanguíneo, lo que fortalece el corazón, limpia las arterias, mejora la capacidad pulmonar y el sistema inmunológico será más resistente.

Más agua por favor. El 60% de nuestro cuerpo está conformado por líquidos, factor que hace importante mantenerlo hidratado para que funcione correctamente. Lo recomendable es consumir al menos dos litros de agua al día. Se te parece que es una cantidad abismal, puedes empezar tomando té sin azúcar o agua saborizada de manera natural con cáscara de naranja o de limón.

Nunca es tarde para empezar, así que sigue estos pequeños consejos y ponte manos a la obra.

Fuente: http://globovision.com/5-habitos-para-mejorar-tu-salud/

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies