Micropeces, el futuro de la medicina

En la Universidad de California un equipo de ingenieros expertos en nanotecnología ha utilizado un avanzado sistema de impresión 3D para construir unos diminutos robots a los que han dado forma de pez. Los micropeces, como los han sido bautizados, son capaces de desplazarse con fluidez en un entorno líquidos debido a un sistema de propulsión química que emplea peróxido de hidrógeno.

Las nanopartículas de platino que los robots que están incorporados a su cola reaccionan con este compuesto, lo que les confiere el impulso necesario para moverse. Además de que es posible tener completo control de sus movimientos gracias a un sistema de control magnético que puede estimular a voluntad las nanopartículas de óxido de hierro que los micropeces tienen fijadas en la parte superior de su cabeza.

Un estudio que fue publicado en un artículo de la revista Advanced Materials, da a conocer que los autores y desarrolladores de estos pequeños ingeniosos peces afirman que su trabajo podría dar el siguiente paso para la creación de otros microrobots “inteligentes”, que podrían emplearse para eliminar compuestos contaminantes, equiparse con sensores para recabar datos o depositar fármacos en zonas específicas del organismo, lo que daría un gran paso hacia el mundo de la medicina para resolver innumerables misterios médicos sin cura.

Los profesores Shaochen Chen y Joseph Wang de la citada universidad estadounidense, los cuales coordinan el equipo que ha logrado llevar a cabo los experimentos que ha demostrado la eficacia de los microrobots. Para realizar este experimento, añadieron a los micropeces un compuesto de polidiacetileno  (PDA) que es capaz de neutralizar una toxina que tiene un parecido a la que se puede encontrarse dentro del veneno que se puede obtener de algunas abejas.

Cuando los micropeces entraron en contacto con estas moléculas, las partículas de PDA emitieron un fulgor rojizo. Esto produce que no solamente se puedan eliminar los productos indeseados dentro del organismo, sino que también puedan ser encontrados.

Para añadir a las maravillas de este experimento, el sistema 3D que fue utilizado para realizar las investigaciones y que dio forma de peces a los microrobots, también puede darles forma de alguna otra cosa, como por ejemplo de aves. El proceso permite construir en unos segundos cientos de microrobots, cada uno de 120 micrómetros de largo (un micrómetro equivale a la millonésima parte de un metro; un cabello humano tiene unos 70 de diámetro) y 30 de grosor.

Gracias a esta avanzada tecnología, podríamos crear millones de microrobots que puedan encontrar y eliminar las células cancerígenas (por dar un ejemplo) y eliminarlas desde la raíz a través de microscópicos microrobots controlados y ordenados desde el exterior, lo cual nos daría el poder de las enfermedades más peligrosas.

Imagen: https://stocksnap.io/photo/M1OK41NOWH

Fuente: http://www.muyinteresante.es/tecnologia/articulo/construyen-micropeces-robot-191440662303

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies