Gana bienestar reduciendo el consumo de sal

Según múltiples investigaciones, es importante reducir el consumo de sal, pues hacerlo reportará mejoras notables en nuestra salud, por ejemplo, evitará tener una elevada presión sanguínea y problemas del corazón.

Los médicos suelen aconsejar consumir menos sal porque   en exceso provoca  un aumento de la tensión sanguínea, cáncer de estómago y su consumo está asociado   con la aparición  de  osteoporosis. Sin embargo, el mayor de los riesgos es la elevada presión sanguínea que provoca, la cual es la que origina  60% de los infartos y el 50% de las enfermedades del corazón.

Según un estudio publicado por Muyinteresante.es, hace más de una década que la Organización Mundial de la Salud (OMS) estableció en 6 gramos el consumo máximo diario de sal, sin embargo en el mundo se ingiere  entre 10 y 12 gramos. Gran parte de este  consumo cotidiano, el 80%, procede de   productos envasados. Otro elemento perjudicial de este alimento, es que contribuye a la retención de líquidos.

Según esta investigación reducir el consumo de sal permitiría cambiar patrones de conducta esenciales en la salud y en la economía: “Una reducción dietética de 3 gramos diarios de sal disminuiría el número anual de enfermedades cardiovasculares entre 60.000 y 120.000 casos, de ictus entre 32.000 y 66.000, de infarto de miocardio entre 54.000 y 99.000, y de fallecimiento por cualquier causa entre 44.000 y 92.000 casos al año. Además, esta medida también sería beneficiosa desde el punto de vista económico, consiguiendo un ahorro de entre 10.000 y 24.000 millones de dólares” recalcan.

De igual modo, debemos tener en cuenta que la sal, esta presente en diversos tipos   de alimentos, entre los que se encuentran: fiambres y embutidos como salchichón, jamón o pavo, pizza, sándwich y hamburguesa, queso, pasta,      patatas en bolsas, galletas, productos enlatados, entre otros.

Algunos consejos para reducir el consumo de sal son los siguientes:

  • Compra pescado o pollo fresco, evita los productos enlatados.
  • Los vegetales en lata no tienen la misma cantidad de vitaminas ni son igual de nutritivos, trata de consumirlos frescos, libres de sal y elementos artificiales.
  • No compres aderezos instantáneos y aléjate de la mostaza, mayonesa y productos  Suelen tener una gran cantidad de sal.
  • Consume como  refrigerios   frutas y los vegetales -como los palitos de zanahoria o el apio- antes que   las galletas o las patatas en bolsa.
  • Si comes en la calle, elige bien tus comidas, por ejemplo, en el caso de una pizza, es preferible que tenga pollo y no tanto queso u otros aderezos. Si vas a un restaurante chino pide arroz blanco. Las variantes que tienen huevo, coco o cualquier otro condimento poseen mucha más sal.
  • Para finalizar, antes de ponerle sal a tus comidas diarias, pruébalas y corrobora que la necesiten, no te excedas.

 

 

Imagen: https://pixabay.com/static/uploads/photo/2014/01/09/16/37/salt-shaker-241186_640.jpg

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies