Woman lying on sofa looking sick in the living room

Conviviendo con el SPM

El comienzo de la menstruación viene dado por un conjunto de interacciones hormonales que culminan, al pasar el tiempo, con la menopausia. Las mujeres desde muy temprana edad pueden presentar trastornos  asociados al síndrome pre menstrual  que causan molestias y preocupación en algunos casos.

Cuando las mujeres empiezan a familiarizarse con su ciclo menstrual pueden identificar los signos que se presentan en cada fase, por lo general se presentan estos:

  • En el proceso pre ovulación se puede notar como se poseen energías renovadas, mayor fuerza y sensación de plenitud. Esto sucede en días posteriores al período.
  • Durante la fase de ovulación, que por lo general es en la mitad del ciclo, es frecuente experimentar un leve dolor punzante en la parte baja del vientre, así como también se puede notar un aumento en las secreciones vaginales.
  • La fase de post ovulación es donde se evidencia más claramente el síndrome pre menstrual, podemos notar cambios físicos como retención de líquidos, lo que en consecuencia hará que se inflame el vientre y se aumente alrededor de un kilogramo. En el ámbito psicológico, lo más común es tener  sentimientos de tristeza y melancolía lo que derivará en falta de concentración y llantos espontáneos.
  • En la menstruación o sangrado la hemorragia puede durar entre dos o siete días, en esta fase es común tener dolores en el bajo vientre, dolor de espalda y piernas, mareos, y en algunos casos nauseas y vómitos.

Se considera normal los ciclos que van entre 21 y 35 días, los que ocurren fuera de ese renglón son considerados alarmantes y se debe visitar al medico para un chequeo minucioso. Así mismo un sangrado excesivo debe ser vigilado porque, si adicionalmente te sientes cansada pudieras estar presentando un cuadro de anemia.

Para disminuir las molestias relacionadas con el periodo menstrual te recomendamos hacer una dieta sana rica en verduras y frutas, además reducir el consumo de sal para evitar la retención de líquidos. De la misma forma, es necesario practicar ejercicios regularmente, para mantener los niveles de energía  altos.

La relajación es vital para disminuir las molestias así que aprender métodos de relajación o buscar una actividad desestresante  como leer un buen libro, conversar con los amigos, o dar un paseo, pueden ser buenas opciones para evitar tensiones innecesarias.

En los casos más agudos del síndrome puede ser necesario incluir alguna medicación, que debe ser recetada por el profesional de la salud quien evaluara su caso particular y le recomendara qué tratamiento seguir.

Fuente:www.dmedicina.com

Imagen: http://sp.depositphotos.com/23100576/stock-photo-woman-lying-on-sofa-looking.html

 

 

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies