Cómo reconocer y tratar los 3 síntomas principales del estrés crónico

Los cambios psicológicos perjudiciales son consecuencias graves de padecer estrés crónico. Supernatural.cl define a este padecimiento como “un malestar provocado por situaciones agobiantes en un largo período de tiempo. Esto trae consigo alteraciones psíquicas, producto de todas aquellas situaciones que conllevan a trastornos emocionales los cuales truncan el bienestar de nuestra vida cotidiana. Esta palabra es aplicable a todo tipo de situación estresante ya sea relación amorosa, laboral, familiar”.

Estas situaciones estresantes pueden ser nocivas para las personas si no se adoptan las medidas para atajar el problema. Problemáticos por sí mismos, estos síntomas además, pueden perjudicar a las relaciones personales y al rendimiento laboral de la persona.

A pesar de que cada persona reacciona al estrés de manera diferente, la inestabilidad emocional, la ansiedad, y la pérdida de confianza, son las reacciones habituales y más conocidas del estrés crónico. Es importante definir estos síntomas para saber identificarlos y saber cómo tratarlos.

La inestabilidad emocional: Las personas que la padecen suelen experimentar altibajos anímicos, pueden predisponerse al llanto, y tener sentimientos negativos de resentimiento, ira y cinismo.  Este es uno de los peores síntomas del estrés porque aún involuntariamente, se tiende a alejar y rechazar a las personas que nos rodean y esta pérdida de apoyo es contraproducente y conduce a la persona que la padece a una situación más vulnerable. Como un síntoma peligroso, estas personas que lo padecen pueden llegar a detestarse a sí mismas y desarrollar tendencias suicidas.

Ansiedad: Una de las diferencias entre estrés y ansiedad, es que esta última se centra más en reacciones emocionales de terror y miedo como respuesta a las situaciones difíciles, es decir, sentirse nervioso, amenazado o temer a vivir una situación humillante o desagradable. Para tratar la ansiedad el blog Lamenteesmaravillosa.com propone “La práctica de cualquier deporte para así liberar endorfinas, que es considerada por muchos como la hormona de la felicidad”. En segundo lugar, ante cualquier toma de decisión, es importante también que pienses concienzudamente y medites qué te puede aportar. Si tiendes a ser una persona ansiosa, que no puede parar de un lugar a otro y quieres que siempre todo vaya según lo previsto, cualquier fracaso te puede desestabilizar emocionalmente. Así que antes de nada, mide siempre todos tus pasos para que no tengas sustos o imprevistos en el futuro”.

Pérdida de la confianza: Si las cosas van saliendo mal, las puertas se cierran, los proyectos personales se vuelven imposibles, no consigues ningún éxito laboral y no consigues un plan de vida viable, son situaciones que pueden provocar la pérdida de la confianza. La persona que padezca de este síntoma, puede sentirse fuera de sí o incapaz de desenvolverse con eficacia en su entorno. Aunque la pérdida de la confianza es una consecuencia de padecer estrés, las personas pueden achacárselo a una insuficiencia personal. Para poder superarla, expertos recomiendan realizar una actividad que genere felicidad, comodidad y al mismo tiempo resulte útil a la comunidad, evitando la soledad total, tener y mantener un empleo y crear un plan de vida que nos ayude a buscar activamente el éxito.

Foto: https://pixabay.com/en/woman-desperate-sad-tears-cry-1006100/

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies