Aprende a solucionar un conflicto laboral

Cada persona tiene un conjunto único de actitudes, ideales y creencias que pueden diferir de las de sus compañeros de trabajo. Un tipo de conflicto en el trabajo es particularmente difícil en cualquier aspecto. Con un buen gerente o compañero de trabajo que responde constructivamente a la crítica, esto no suele ser un problema, pero un conflicto puede afectar seriamente la situación laboral y necesita un manejo especial.

 

A veces, las diferencias personales pueden llevar a conflictos en la oficina. Aquí algunos consejos para la resolución de conflictos laborales:

 

  1. Aborda el tema después de que ambas partes se hayan calmado. Si estás trabajando en un proyecto de grupo y encuentras que uno de los miembros del equipo no está realizando las actividades correctamente, lo mejor es discutir el tema de forma lúdica y tranquila.

 

  1. Mantener una actitud positiva es fundamental. Es probable que el compañero de trabajo tome rutinas de crédito por las ideas planteadas, esto es común en un ambiente de trabajo competitivo. En lugar de mantener el enojo, considera ventilar las quejas con calma. Mantener una mente abierta a lo largo del camino y tratar de no asumir que la persona será poco receptiva a tus preocupaciones.

 

  1. Procura escuchar los comentarios de los compañeros de trabajo. Es necesario prestar atención, hacer preguntas, tratar de entender la perspectiva de la otra persona y reconocer las emociones que ambos están experimentando.

 

  1. Pida a las otras personas sugerir una solución.

 

  1. Ten en cuenta tu papel en el conflicto. Ser el primero en chismes acerca de un compañero de trabajo no te hace el diablo. Eso sí, no te sorprendas si el rumor llega a dicho compañero de trabajo y te lo confronta al respecto. En situaciones como éstas es necesario tomar responsabilidad por tus acciones, tratar de perdonar y olvidar.

 

  1. Organizar una reunión de personal. Si te encuentras molesto por un compañero de trabajo desordenado, que olvida habitualmente su trabajo común de la oficina por algún motivo, lo mejor es tratar de solucionar las cosas hablando como personas adultas.

 

No creas que conseguir el resultado que deseas, independientemente de lo que la otra persona quiere, puede resultar gratificante. Pero el problema es cuando la cuestión de fondo no ha sido resuelta. Simplemente va a reaparecer más tarde sobre algún otro tema. Por ello es mucho mejor resolver un conflicto de trabajo que intentar ganarlo.

 

Imagen: pixabay.com

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies