¡Adiós a la alcancía y bienvenidos los intereses!

Si eres de esas personas que ahorra y ahorra pero la alcancía de tu cuarto ya no es lo suficientemente grande para seguir ahorrando, o por el contrario te resulta difícil aguantar la tentación de abrirla para gastar de tus ahorros, entonces es el momento de que tomes la decisión de “esconder” tu dinero ahorrado en otro sitio más seguro.

Por otro lado, tampoco es de mucha utilidad dejar el dinero en una alcancía o debajo del colchón, debido a que ahí no te está generando ningún tipo de ganancia, la idea es invertirlo o guardarlo en un sitio que sí te genere cada día más dinero del que invertiste.

Existen muchas cuentas financieras que generan intereses, lo primero que debes hacer es conseguir un banco de confianza y así preguntar cuáles son las cuentas con intereses y las tasas de los mismos que ofrecen. También existen las cuentas de ahorros que por ley deben generar intereses dondequiera que te encuentres. De esta manera ya tienes la primera opción para ahorrar aumentando tu dinero.

Además de las cuentas, están los certificados de depósito o depósitos a plazo fijo. Son una especie de mini cuenta que te crea el banco bajo la restricción de que no podrás utilizar ese dinero que inviertas por la cantidad de tiempo que tú desees. El dinero permanecerá bloqueado, por ejemplo un mes, y al final de esos 30 días se libera el montante en tu cuenta bancaria y es cuando verás el importe que invertiste disponible y una cantidad adicional generada por los intereses de ese dinero que bloqueaste. Mientras más dinero y más tiempo permanezca bloqueado, más intereses generará el certificado.

Gracias a esto te olvidarás de que tienes cierta cantidad ahorrada debido a que no podrás  tocarlo mientras esté bloqueado por el banco. Como todo en el mundo,  nada es perfecto, y puede que necesites  el dinero con urgencia y no lo puedas usar debido a la restricción que tú mismo aceptaste.

Si trabajas en una empresa  quizá puedas solicitar la opción de pedir una caja de ahorro en donde la entidad te descuente todos los meses una parte de tu sueldo para abonarlo directo a ese fondo que puede ser de gran utilidad. De esta manera podrás olvidarte de ese dinero ya que nunca aparecerá en tu estado de cuenta, pero también puedes solicitarlo a la empresa cuando lo necesites si llega a ser el caso necesario de urgencia.

Fuente:http://www.finanzaspersonales.com.co/ahorro-e-inversion/articulo/donde-dejar-los-ahorros/57737

Foto: https://pixabay.com/es/apple-ver-la-televisi%C3%B3n-tv-pantalla-589640/

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies