Smiling young couple inviting elderly parents to come inside. Focus on elderly couple

Consejos para llevarte bien con la familia de tu pareja

Una de las primeras inquietudes que se presentan al momento que decidimos vivir en pareja es la relación que tendremos con la otra familia, la familia del otro. Ese conjunto de personas que tiene costumbres, gustos e intereses distintos a los nuestros y que seguramente traerá roces o conflictos, porque la verdad es que no se parecen a nosotros.

Y es que cuando la relación es más seria y compartimos hogar, es cuando los problemas aumentan, sobre todo ese tan común que viene por el trato con la familia de la pareja. Las obligaciones familiares y el constante contacto anuncian que comenzamos a formar parte de ellos y que además debemos respetar sus costumbres y estilo de vida y posiblemente adoptar una que otra cosa que nos enseñarán.

Lo primero que debemos hacer para sobrevivir, es que si molesta cualquier actitud que pueda generar algún conflicto, debemos hablarlo con la pareja para tratar de solucionarlo ya que el comienzo dará las señales si realmente se podrá vivir en paz. Aunque es cierto que la pareja debe apoyarnos por encima de todo, también es cierto que su familia siempre ocupará un lugar importante así que definitivamente, primero se debe corregir todo lo que moleste en la entrada.

La dependencia familiar debe quedar atrás, ahora la vida es independiente sin padres cerca y como pretendemos formar una familia, no podemos permitir que los padres se entrometan en nuestras vidas, debemos hacerles saber que valoramos mucho su opinión, pero en la relación no deben ni pueden intervenir.

Ambas familias deben tener una buena relación y aunque esto no sea siempre así,  nosotros debemos propiciar la disposición con una actitud de respeto, hacia sus costumbres y formas de vida, aceptarnos todos como somos. También incluir el trato cariñoso y dejar que el otro tenga una relación fluida y natural con su familia sin que tengamos que estar en todo momento presentes o contarnos todo lo que hacemos con ellos.

Debemos mostrarnos tal y como somos, sin impresionar a nadie y evitar las comparaciones ya que ninguna familia es mejor que la otra y, tampoco nos importa, porque nos enamoramos de una persona que ha sido educada con los valores y costumbres de seres desconocidos.

Y finalmente, tener una actitud tranquila y cariñosa con la suegra puede beneficiarnos cuando lleguen los hijos porque no siempre estas mujeres son controladoras o manipuladoras, la mayoría de las veces son las mejores abuelas del mundo.

Foto:http://sp.depositphotos.com/stockhotos/suegros.html?4jgee4&qview=69345827

 

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies