Se sospechan rituales funerarios en el Homo Naledi, antepasados del hombre actual

“Se buscan expertos o expertas en antropología, delgadas, bajitas y que no tengan claustrofobia” Este era el dialogo para buscar un aspirante al trabajo que lanzó hace pocps años Lee Berger en sus redes sociales. Estaba en búsqueda de gente que pudiera meterse por una grieta de un ancho de 18 centímetros  y sacar de ahí lo que parecía ser una carga de fósiles humanos nunca antes vistos.

Una vez que se hubieron publicado los datos de dicha excavación, la cual tuvo lugar en la cueva Rising Star, a unos 50 kilómetros de Johannesburgo (Sudáfrica), los resultados destaparon la existencia de una sima con más de 1.500 fósiles humanos entre los que hay al menos 15 individuos. Los autores de la excavación afirman que son una nueva especie dentro de lo que es nuestro género, que ha sido bautizada como Homo naledi.

Dichos excavadores tienen la creencia que aquellos homínidos han sido depositados allí por su misma especie en el momento, lo que dejaría expuesto un inesperado comportamiento funerario nunca antes visto en humanos tan primitivos. Todos los restos se conocen gracias al trabajo de un equipo compuesto únicamente de mujeres que fueron capaces de colarse en la brecha durante dos expediciones.

Sin duda lo que más deja apasionados a los lectores y descubridoras son las preguntas que no se pueden responder. Para poder alcanzar  el lugar de la sima en la que fueron hallados hay que recorrer unos 80 metros de cueva, trepar una pared y escurrirse por una grieta que los excavadores llegan a comparar con la entrada de un buzón, bromeando solo a medias. Los especímenes estaban solo fosilizados parcialmente y algunos estaban a simple vista sobre el suelo de la cueva.

Por lo que respecta al tamaño de los huesos, estos constan de infantes, niños, adolescentes, adultos y ancianos. Ninguno de ellos posee marcas de traumatismo por una posible caída a la fosa lo cual pudo haber causado su muerte y responder a la pregunta del porqué estaban allí estos huesos; tampoco poseen signos de haber sido devorados por un animal o por su propia especie, como sí sucede en el único yacimiento con el que se puede comparar, que es la Sima de los Huesos en Atapuerca (Burgos). Apenas se pueden encontrar rastros de otros animales a excepción de unos pocos pájaros y ratones. En la cueva no hay marcas de crecidas de agua intensas que podrían dar a base a la teoría de que los huesos hayan sido arrastrados al lugar.

Además aparecen partes de los cuerpos en perfecta articulación. Con todos estos datos en la mano, la única hipótesis que queda en pie es la de que alguien los dejó ahí en varios momentos en el tiempo, dicen los autores del estudio. Un ritual funerario que hasta ahora sólo se atribuía a humanos más modernos y atributos mentales. Quizás entonces subestimamos a nuestros antepasados ¿No?

Fuente: http://www.cubadebate.cu/noticias/2015/09/10/cientificos-descubren-el-homo-naledi-antepasado-del-hombre-actual-fotos/#.VfMzKdKqqkp

Imagen: https://stocksnap.io/photo/E9C6E08399

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies