El aceite de jojoba y su uso en cosmética

Hoy en día el empleo de productos naturales para el cuidado personal es muy frecuente.  Ya sea para el cabello o para la piel, solemos utilizar ésos que nuestras abuelas nos recomiendan. Tal es el caso del aceite de jojoba, el cual posee innumerables propiedades cosméticas que muchas de nosotras seguro desconocemos.

La jojoba es una planta nativa de Arizona y del sur de México, y es calificada como un milagro para el mundo de la belleza. Durante muchos años los nativos americanos, han utilizado esta planta para proteger la piel de los inclementes rayos ultravioletas de esas zonas. Ellos han sabido que el uso de la jojoba en la piel es realmente beneficioso, ya que contiene tocoferoles y es un antioxidante natural.

Nutre el cabello: es recomendable para nutrir el cabello seco: éste se impregna en el cabello dejándolo actuar por un período de media hora, también “lo podemos mezclar con el champú de la ducha, unas 4 gotitas por lavado será más que suficiente y te dará un extra de hidratación”.

Limpia la piel grasa: como sus componentes no son grasos, es muy beneficioso para las pieles secas o mixtas. Su absorción es muy rápida y no obstruye los poros. En las pieles grasas ayuda a normalizar  la producción de sebo, el cual favorece  la producción de acné, y por lo tanto nos sirve como regulador preventivo.

Calma las irritaciones: cuando nos encontramos en climas fríos, es normal que la piel se reseque y se irrite, el aceite de jojoba tendrá un efecto hidratante y emoliente, sobre todo para aquellas personas que sean más sensibles y sufran de irritación extrema a causa de las bajas temperaturas.

Nutre la piel: debido a su alto contenido de antioxidantes, el aceite de jojoba se puede utilizar en zonas sensibles como los labios y alrededor de los ojos. También resulta muy eficaz para las zonas que se resequen con facilidad como los codos, rodillas o talones.

Para después de la depilación: Cuando realizamos nuestra depilación habitual, la piel nos suele quedar irritada, y aún más cuando utilizamos métodos como la cera (fría o caliente) o las máquinas de afeitar. Lo normal es que nuestra piel sufra y termine enrojecida. Para aliviar esta irritación podemos aplicar una capa de aceite de jojoba en la zona que ha sido  depilada. Este aceite nos calmará esa sensación molesta y nos acelerará la desaparición de las posibles lesiones que se hayan producido después del depilado.

Las  alternativas naturales, siempre serán una buena opción a la hora de emplearlas en nuestras rutinas de belleza, ya que, son fáciles de conseguir y tienen un bajo coste. Pero recuerda que antes de iniciarte en el uso de cualquiera de ellas, debes investigar bien cuáles son los pros y los contras de este nuevo producto, y si no estás totalmente convencida pregúntale a tu asesor de belleza de confianza[1].

[1] Fuente: http://atusaludenlinea.com/2015/09/22/usos-cosmeticos-del-aceite-de-jojoba/

Foto:https://www.flickr.com/photos/restlessglobetrotter/2626481726/in/photolist

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies